Derechos sociales en Bolivia

Compartir
Derechoa
La Unidad de Análisis de Políticas Sociales y Económicas (UDAPE) y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) publicaron boletines, en abril reciente, sobre los logros en materia social que tiene nuestro país. Según afirman, la importancia de dicha información radica en la necesidad de debatir la agenda pública social desde una perspectiva que incluya temas relacionados con los derechos fundamentales de las personas y no sólo sobre la distribución de recursos, competencias y roles dentro del Estado. Sin embargo, señalan que la información, aun cuando Bolivia ha logrado avances importantes en materia social, estos logros “todavía son insuficientes para asegurar el ejercicio de varios de los derechos fundamentales de los bolivianos”.

Según dicho informe, la agenda mínima para promover los derechos fundamentales, se centra en el logro universal de: (i) buenas condiciones de salud (incluyendo nutrición y acceso al agua potable), (ii) educación primaria de calidad, (iii) ingresos mínimos y empleo de calidad, (iv) igualdad de género y (v) cuidado del medio ambiente. Todo ello en un marco de respeto a la diversidad, equidad y gobernabilidad democrática. Teniendo en cuenta el reducido espacio disponible para emitir una opinión a profundidad sobre los logros del programa mencionado, he optado por hacer un resumen de algunos temas relevantes:

Reducción de la extrema pobreza. Ha disminuido de 41,2% en 1996 a 32,7% el 2008. En términos absolutos, se estima que el 2008 el país tenía alrededor de 3.280.000 personas en condición de extrema pobreza, número mucho más alto que el promedio de Latinoamérica (12,6%).

Desnutrición crónica. El estado nutricional de los niños en Bolivia ha experimentado una mejora en las últimas décadas. En 1989, el 38,3% de los niños menores de 3 años sufría una desnutrición crónica, mientras que en el 2008 bajó a 20,3%. Pero aún persisten brechas entre las áreas rural y urbana. Para el 2008, la tasa de desnutrición crónica en el área urbana era 11,9% comparada con el 30,3% de la rural. Datos preliminares para el 2008 revelan que el país tenía, aproximadamente, 262.557 niños menores de 3 años en condición de desnutrición crónica. Comparado con el promedio de Latinoamérica, Bolivia presenta un importante rezago, pues el promedio en el continente es de 16%.

La mortalidad infantil. Hubo avances, pero el país sigue ocupando el penúltimo lugar en el continente (sólo por delante de Haití). En 1989 morían 82 niños antes del primer año de un total de 1.000 nacidos vivos, el 2008 este número ha bajado a 50. Bolivia está a 24 puntos del promedio latinoamericano (datos para el 2005).

Acceso al agua potable. El 2007, el 75,5% de los hogares contaba con acceso al agua potable proveniente de una red sanitaria por cañería, es decir, más de 2.400.000 personas se hallaban excluidas. En el área urbana, el 94,8% de los hogares contaba con acceso a agua potable frente al 39,4% rural.

El informe menciona también que, el 2001, “el departamento de Santa Cruz se encontraba en mejor situación relativa, dado que el porcentaje de pobres extremos era de 25,1%. Y los departamentos en peor situación relativa eran Potosí y Chuquisaca con porcentajes de extrema pobreza superiores al 60%”. La mejor situación de Santa Cruz posiblemente se deba a los esfuerzos que desde hace unos 50 años se realiza por la activa participación del sector privado cruceño para mejorar la productividad agropecuaria.

Se sabe que en aquellos casos en que el campesino difícilmente logra subsistir con sus trabajos, se requiere una participación muy intensa de parte de los gobiernos y las comunidades. El correcto uso de los suelos de acuerdo a su vocación natural, podría, por ejemplo, elevar grandemente los ingresos del campesino de zonas áridas o de pobre fertilidad, mediante el aprovechamiento de plantas o árboles apropiados a tales condiciones. Esto tal vez sería más conveniente que insistir en cultivos tradicionales que exigen alto costo en fertilizantes y en riego, sin los cuales hay pobres rendimientos a expensas de un deterioro irrecuperable en la calidad de la tierra.

En todo caso, el elemento clave para resolver los grandes problemas políticos y sociales que afectan a un país en vías de desarrollo como Bolivia es la democracia estable. La falta de ésta, frecuentemente se refleja en las frustraciones, el desaliento y la desesperanza de los ciudadanos. Lo que es peor, esta situación genera problemas tales como el desempleo, la intolerancia y la pobreza, así como la fragmentación social, entre otros.


Por Lucio Paz Rivero
es economista, ex ministro de Estado.
Tags:

Publicado por

Aun no compre hojas en blanco para escribir mi biografía, pero de todos modos tratare de apresurarme.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor procura que tus comentarios estén dentro del tema, que no sean promocionales (spam), ilegales u ofensivos, de otro modo, serán borrados.

 

Popular Content

Gadgets para Blogger

Lo ultimo

Reciba via-email

¿¡Que es pues esto!?

Este es solo un blog que publica lo que le da la gana.
Copyright © Bolesfera | Plantilla diseño por Templateism.com